Bienvenidos.                                                                          Psp. Gastón Sanchez

 
- Agotado sin plan de reedición - en PDF.
https://drive.google.com/open…
VV.AA. [Silveyra, M.L.; Goldemberg, I.; Vidal, E.; Cosentino, J.C.; Vecino Vidal, M.C.; Bruner, N.; Valas, P.; Schnurmann, A.] (2007): Psicoanálisis con niños, hoy. Tomo 2 
“Reunimos en esta publicación una serie de trabajos que giran, fundamentalmente, en torno a un eje: la relación del sujeto al lenguaje y la articulación del sujeto al discurso. Lenguaje que lo recibe y lo aprisiona, aún antes de haber nacido, a través del deseo con que sus padres lo alojan como objeto. Desde esta perspectiva, se abordan aspectos de la clínica y se recorren diversos temas: el cuerpo, la pulsión, el juego, la lengua materna, el saber.

Si bien algunos de los trabajos remiten particularmente al psicoanálisis con niños otros hacen al psicoanálisis en su conjunto. El cuerpo surge de la palabra y, en ese sentido, no es el organismo ni lo viviente. El lenguaje es cuerpo y cuerpo que da cuerpo, y, en cuanto tal, se construye, lo que da lugar a la pregunta, de cómo constituir una superficie discursiva donde pueda operar el análisis. Winnicott y Lacan permiten plantear la dimensión imaginaria del cuerpo pero con un punto de inflexión: la realidad no es imaginaria, es fantasmática y el objeto en que se sustenta es producto de una lógica. (…) Las dificultades que plantea la pulsión al trabajo del análisis: la escisión inconsciente-ello, eco en el cuerpo del significante, son tratadas desde la intervención del analista como pregunta dirigida a la pulsión. El momento traumático en la infancia temprana se produce mientras la disposición para expresarse en el lenguaje no está, todavía, al alcance del niño pequeño. A posteriori, el trabajo analítico dará lugar al advenimiento de los excedentes traumáticos de la lengua materna en el lenguaje, como causa a producir. El discurso analítico permite la articulación de los matemas con los que Lacan piensa la neurosis infantil: saber, goce y objeto, lo que introduce un viraje en la manera de conceptualizar la clínica con niños: es un discurso a producir, en transferencia, que incluye una concepción de la temporalidad donde no hay un antes a develar sino un hoy a producir El juego, hecho de lenguaje, puesta en acto de la lengua como discurso, puede ser pensado desde la poética, como ruptura del sentido, un jugar con el lenguaje donde interesa más el valor. (…) El caso Sandy nos interesó como paradigma de la neurosis en una niña pequeña en el que la primacía del lenguaje plantea al falo como única referencia en el inconciente para los dos sexos. (M. Lucía Silveyra e Isabel Goldemberg)